Claudio Naranjo

Fundación Claudio Naranjo

Por una Educación Integradora

El nuevo paradigma laboral

Video entrevista a Sergio Fernández

¿Te atreves a soñar?

Reflexión creada a partir de animación que nos invita a plantearnos conceptos como zona de confort, zona de aprendizaje y desarollo.

Miedo hablar en público

Videos explicativos.

Comunicación en la Pareja

Fundamentos de comunicación

Por Kenneth Wenning

En esta parte aprenderá ocho conductas comunicativas gracias a las cuales tendrá más posibilidades de solucionar los problemas con su pareja y de convertirse en una persona más popular y atractiva para los demás. Puede empezar practicando todas las técnicas siguientes con su pareja. Asegúrese de seguir utilizando todos estos interesantes modos de comunicación aunque le parezca que su pareja no está cambiando.

1.- Mantener una actitud de interés y preocupación por el punto de vista de su pareja.

Incluso aunque está enfadado con ella, es muy importante que el tono general que utilice para tratar de solucionar un problema sea positivo. Puede crear una atmósfera intentando en primer lugar no alterarse por el problema en particular (evento activador) que quiere solucionar, y en segundo lugar, reuniendo sentimientos de interés (opuesto al sarcasmo), para acercarse a su pareja de una manera sana y no a la defensiva. Si su pareja va a ser capaz de responder o no, es otra cuestión. Si no lo hace, no se enoje o desespere por su comportamiento. Simplemente siga trabajando con el mismo enfoque sano y razonable hasta que se dé cuenta de que desgraciadamente no vale la pena seguir intentándolo. Reconocerá fácilmente cuándo ha llegado a ese límite crítico.

2.- Escuchar activamente la opinión de la pareja.

La habilidad de escuchar activamente es una de las destrezas comunicativas más valiosas que uno puede aprender. Escuchar activamente significa bloquear su urgencia por hablar y escuchar intensamente aquello que la otra persona está intentando decir. Gracias a esta habilidad podrá recoger la información que le transmite su pareja y que podrá utilizar para cambiar o para proponer soluciones razonables a sus problemas conyugales. Es también importante que mantenga el contacto visual mientras está prestando atención. Cuando escucha activamente la opinión de su pareja, él o ella se sentirá respondido y escuchado. Si su pareja cree que usted ha escuchado y comprendido su opinión, ella también estará dispuesta a escucharle cuando exponga la suya.

Parece ser que los hombres y las mujeres psicológicamente sanos son capaces de mantener un equilibrio entre hablar y escuchar. Si usted es una persona excesivamente charlatana, es decir, de aquellos que no callan, le será difícil bloquear su urgencia por hablar y dejar que las ideas de su pareja entren en su mente.

3.- Dar importancia a la palabra YO.

Las declaraciones con el pronombre YO le ayudarán a fijar la atención de su pareja y probablemente reducirán los contraataques y peleas que suelen surgir de las declaraciones Tú tan utilizadas con el fin de culpar al otros. Las frases Yo también ayudarán a que su pareja comprenda exactamente cómo piensa y siente usted acerca de algún problema o algún aspecto de su comportamiento irresponsable o molesto y qué es aquello que no tolera. Si utiliza declaraciones Tú (Tú sólo te ocupas de ti misma), seguramente estará culpando  a su pareja. ¿Cree sinceramente que su pareja quiere escuchar toda esa serie de declaraciones Tú y acusaciones?.

Algunos ejemplos de declaraciones productivas Yo son: Yo creo que tenemos un problema y quiero discutirlo contigo. Me preocupa (interesa, enoja, frustra, entristece, desagrada) tu manera de tratarme. No quiero decir que seas mala persona, pero no me gusta como te estás comportando últimamente. Espero que podamos encontrar una solución a nuestros problemas. No creo que pueda continuar esta relación si no conseguimos solventar nuestros problemas. Espero que reflexiones sobre lo que he estado diciendo y hagas algunos cambios en tu comportamiento. Si incorporas frases tipo Yo en su repertorio de habilidades comunicativas, su pareja sabrá perfectamente cuál es su postura ante los problemas y cuáles son sus límites, y usted se sentirá más seguro de sí mismo.

4.- Formular preguntas para aclarar aspectos confusos.

Cuando hable con su pareja acerca de un problemas es importante que no quede ninguna respuesta vaga o ambigua. Las afirmaciones vagas podrán ser utilizadas como pretextos para no realizar un cambio o pueden llegar a convertirse en una fuente de conflictos futuros al no  haber comprendido exactamente aquello que estaban acordando. Por ejemplo, Julia le pregunta a su marido Juan si podría pasar más tiempo en casa para estar con ella y sus hijos. Juan responde algo así como “haré lo que pueda por estar más tiempo en casa”. Si Julia no le pregunta qué quiere decir con esta respuesta, en realidad no habrán resuelto el problema o llegado a un acuerdo sobre cuánto tiempo podrá dedicar Juan a su familia. Para aclarar la respuesta, Julia podría decir algo como: Juan no estoy segura de haber comprendido lo que querías decir con esto de que harás lo posible por estar más tiempo en casa. ¿Podrías explicarme un poco mejor a qué te refieres?.

Ejemplos de preguntas para aclarar son: ¿Qué quieres decir?. “No he entendido bien lo que has dicho”. ¿Podrías aclarármelo?. “Creo que necesito más información para entender tu punto de vista”. ¿Quieres decir X, Y o Z?. “Creo que estoy empezando a comprender tu opinión, pero dime brevemente qué es lo que realmente quieres (o no quieres) de mí.

5.- Parafrasear el punto de vista de su pareja.

Para estar doblemente seguro de que usted y su pareja han comprendido perfectamente el problema, es importante que parafrasee periódicamente los puntos de vista principales de su pareja y confirme que los ha comprendido correctamente. Por ejemplo, después de una discusión y clarificación con Juan, Julia debería parafrasear la respuesta a su petición de que pasará más tiempo en casa. Podría decir algo así como: Así que lo que estás diciendo es que durante el próximo mes vas a tener que trabajar más de la cuenta en un proyecto  de gran importancia, y que por lo tanto te va a ser difícil llegar pronto a casa por las noches, pero que vas a dejar de jugar al golf los domingos para dedicarnos más tiempo. ¿Correcto?. Lo que Julia pretende con esta pregunta es que Juan confirme o niegue la precisión de su resumen.

 

Ejemplos de frases para empezar a parafrasear son:

– “Déjame comprobar si lo he entendido correctamente, estás diciendo que…”

– “Así que tu punto principal es…”

– “déjame repetir lo que creo que estás diciendo…”

6.- Dar un feedback constructivo a la pareja. A nadie le gusta hablar con una persona insensible. Piensa en ello. Cuando habla a su marido o mujer, está buscando cualquier tipo de feedback verbal o no verbal que le indique de alguna manera que ha sido escuchado, comprendido o incomprendido. Cuando su pareja le está hablando, mantenga el contacto visual y hágale saber que le está escuchando con expresiones como “comprendo”, “de acuerdo”, “vale”, o “estoy escuchándote”. También puede elogiar a su pareja por compartir un punto de vista, aunque no esté de acuerdo con él. Por ejemplo, Juan le dice a su mujer: Jane, no estoy de acuerdo con lo que estás diciendo pero me encanta que hayas expresado tú opinión. Creo que tenemos que tratar el tema más a fondo para ver si llegamos a un acuerdo.

7.- Ser claro y directo sobre el problema a tratar.

Exponga su punto de vista de manera educada y asertiva (no agresiva). Intente no exagerar el problema o entrar en detalles irrelevantes que pudieran confundirle y le impidieran llegar a una solución. Intenté exponer su opinión sobre el problema en 50 palabras o menos. Por ejemplo, Carla dice a su marido: Marco creo que hemos estado gastando demasiado dinero últimamente. Me gustaría que fijáramos un presupuesto para restringir tanto mis ingresos como los tuyos. Si Marco está de acuerdo, él y Carla podrán entonces pasar a tratar los detalles de ese presupuesto. Si no lo está, tendrá que ver por qué él no está de acuerdo en fijar un presupuesto. Sea como sea, carla y Marco tendrán más posibilidades de encontrar la solución a sus problemas si mantienen sus ideas concentradas en el problema y además son breves.

8.- Sentir empatía con el punto de vista de su pareja.

Sentir empatía con alguien es la habilidad de ser capaz de ponerse en la piel de esa persona. En otras palabras, para desarrollar empatía con otra persona, intente comprender y sentir lo mejor que pueda las cosas de la misma manera que ella. Hay varios métodos útiles para desarrollar y reforzar la empatía con los puntos de vistas de otra persona. En primer lugar, intente recordar que su pareja siente la misma pasión e interés por las necesidades deseos y apetencias de usted que el que usted siente por los de su pareja. Y recuerde también que usted no es el único que se siente frustrado cuando no consigue satisfacer alguno de sus deseos. En segundo lugar, imagínese que está en un equipo de debate y le han asignado la tarea de argumentar a favor del punto de vista de su pareja, incluso aunque se oponga totalmente a él. Por ejemplo, podría reunir argumentos para apoyar las siguientes posiciones hipotéticas defendidas por su pareja: 1 por qué este año no podemos pagarnos unas vacaciones; 2 por qué no debería realizar ninguna tarea doméstica; 3 por qué deberías ayudarme y comprenderme mejor; 4 por qué no necesitamos un presupuesto para administrar nuestros gastos; y 5 por qué deberías apoyar mi deseo de comprar una lancha.

Pages:«1234